“No podemos hablar de dolor crónico sin hablar de THC”

Escrito por Curt Schwarz

Curt Schwarz, CEO y fundador de Anden Naturals, explica por qué es un hito la primera importación de su empresa de THC, pensando sobre todo en los pacientes.

La planta cannabis sativa posee dos subespecies, el cáñamo y la marihuana. Se considera cáñamo a cualquier cepa de cannabis sativa que contiene menos de 0.3% de THC (el principal compuesto psicotrópico en la planta). Estas cepas son altas en Cannabidiol o CBD, el cannabinoide no psicotrópico y se utilizan para desarrollar suplementos medicinales para tratamientos terapéuticos, principalmente para dolores crónicos de umbral bajo o moderado, entre otras dolencias.

Pero, cuando el dolor supera ese umbral, o se requieren tratar otras enfermedades crónicas, se requiere el poder analgésico del THC, que activa áreas del cerebro que modulan la sensación de dolor. Por esa razón, a decir de Curt Schwarz, CEO y fundador de Anden Naturals, su empresa, comprometida con ofrecer soluciones alternativas a base de cannabis de uso medicinal, cumple con su propósito anunciando su primera importación de THC.

¿Por qué es un hito en la historia de Anden Naturals la primera importación de cannabis para uso medicinal con componente activo de THC?

Es, efectivamente, un hito, porque el THC, como se le llama al delta 9 tetrahidrocannabinol, es el componente psicotrópico de la planta de marihuana. Y, dada su composición, es un cannabinoide altamente regulado. Allí el hecho de que represente un logro haber podido importar el producto de otro país, con la intervención de autoridades locales e internacionales, como son la DIGEMID y la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), integrada por representantes de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

¿Cuáles son los requerimientos que han tenido que cumplir para importar este producto?

Primero, la empresa que importa debe solicitar cupos de importación a la DIGEMID. Esta institución coordina los cupos con la JIFE, que otorga un determinado número de cupos por país. Una vez aprobado el cupo, la DIGEMID determina qué cupo le corresponde a cada empresa. El segundo paso fue solicitar el Certificado Único de Importación requerimiento necesario y el cual se realiza para cada importación. Se coordina el tema del cupo entre autoridades de ambos países, y más tarde entre las mismas empresas. Finalmente, el producto llega consignado al Ministerio de Salud, a sus mismos almacenes, desde donde se nos notifica para poder hacer el retiro respectivo.

Es un largo viaje el que hace este producto para ingresar al país.

Fueron alrededor de seis meses, y siempre contamos con la ayuda de las autoridades peruanas, quienes nos dieron todo su apoyo en un proceso que es relativamente nuevo para el Perú, con las dificultades propias de la pandemia. Como el producto vino de Colombia, la cooperación entre países de la Comunidad Andina también fue vital.

Y, pensando en los pacientes, ¿por qué la llegada de un producto con THC marca un hito en el mercado del cannabis de uso medicinal?

Un porcentaje considerable de pacientes con dolor crónico refractario o que responda parcialmente a terapias convencionales obtendrá un beneficio substancial al agregar THC al manejo de su dolencia. No podemos hablar de dolor crónico sin hablar de THC.

Si bien el CBD comparte muchos efectos farmacológicos con el THC, este se describe como un analgésico más potente y no sorprende que muchos pacientes oncológicos a nivel global se encuentren utilizando THC como parte de su terapia paliativa.

Digamos que el componente psicotrópico también actúa en áreas del cerebro ofreciendo alivio.

De alguna forma es correcto lo que mencionas. Múltiples reportes de casos enfatizan que si bien no todos los pacientes experimentan o reportan una disminución en la intensidad del dolor la gran mayoría refiere que ese mismo dolor no les causa tanto malestar es decir cambia la percepción de su dolor y de esta forma pueden pensar y enfocarse en otros temas como su familia, sus amigos y su trabajo y de esta forma mejorar su calidad de vida.

¿Cuántos miligramos de THC son necesarios para su consumo médico?

Como se trata de un producto que requiere de una receta médica para su consumo, dependerá de la dosis que prescriba el especialista. Existen varias guías o consensos de posología basados en recomendaciones de expertos.

¿Qué especialistas médicos serán los más idóneos para prescribir estas terapias?

Las mismas que se relacionan con la prescripción del CBD, relacionados con los dolores crónicos. Pueden ser médicos generales, internistas, neurólogos, reumatólogos, oncólogos, anestesiólogos o especialistas del dolor.

¿Cuál será el beneficio para los pacientes ahora que podrán acceder a tratamientos con THC?

El principal beneficio será poder añadir a sus tratamientos tradicionales una medicina alternativa y natural, que no provoca efectos secundarios graves al usarlo adecuadamente, y así poder reducir la cantidad de fármacos tradicionales que consumen, y quizá llegar a sustituirlos al 100%, dependiendo del mal que padecen.