¿Cuáles son los beneficios medicinales del cannabis en niños y adolescentes?

Escrito por Anden Naturals

Cada vez más estudios respaldan las bondades del Cannabidiol (CBD) de alta calidad en pacientes menores de 18 años, principalmente para el tratamiento de la epilepsia refractaria, el dolor crónico y otras dolencias.  

¿Puede el cannabis salvar la vida de un bebé? En mayo pasado, un grupo de investigadores españoles inició un ensayo clínico revolucionario para probar los efectos del cannabis de uso medicinal en niños recién nacidos que sufren de encefalopatía hipóxico-isquémica, una enfermedad que produce daño cerebral por falta de oxígeno.  

La esperanza de los investigadores está centrada en los efectos neuroprotectores del cannabidiol o CBD, el componente no psicoactivo de la planta. En ensayos preclínicos, la sustancia ha conseguido grandes resultados, reduciendo al máximo las convulsiones y el daño cerebral. Ahora, se espera ver su efecto a largo plazo en pacientes reales. 

El estudio español es único en su tipo, pues es la primera vez que se mide la efectividad de un componente del cannabis (CBD) en bebés, con apenas minutos u horas de haber nacido. “Representa una nueva esperanza para los miles de niños que nacen con esta afección. Antes de esta terapia, era poco lo que se podía hacer. Ahora, es posible conseguir una nueva vía”, explica José Antonio Martínez-Orgado, investigador a cargo del estudio.  

Pequeños pacientes

Se estima que el público infantil representa al menos la mitad de todo el universo de pacientes que buscan alivio a sus males con esta terapia alternativa. “Solo para dar un ejemplo, en el Perú hay unos 700.000 pacientes con epilepsia. De ellos, la tercera parte sufre epilepsia refractaria, la cual mayoritariamente se ve en niños. En adultos es muy raro. Así de importante es este público”, explica el doctor Peter Gámez, médico cirujano por la Universidad Peruana Cayetano Heredia y miembro de la Sociedad Médica de Cannabis del Perú.  

En años recientes, el foco de la investigación se ha centrado en el compuesto no psicoactivo de la planta, el Cannabidiol o CBD, que posee propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antiespasmódicas, a la vez que desempeña un importante papel en la regulación de la memoria, la motricidad y otros sentidos. 

Gracias al CBD, muchos niños y adolescentes que sufren epilepsia refractaria severa pueden:

1. Dormir mejor

2. Aliviar su ansiedad 

3. Reducir la cantidad de convulsiones que sufren a diario

4. Mejorar su calidad de vida y desarrollo psicomotor 

“El uso del CBD está bien aceptado en síndromes convulsivos severos y casi intratables, que no responden a la terapia tradicional. Muchos familiares de estos niños fueron los primeros en pedir que se apruebe una ley sobre el uso medicinal del cannabis en el Perú. Gracias a su esfuerzo, se pudo lograr este objetivo, que hoy beneficia a miles de pacientes”, sostiene el inmunólogo-reumatólogo, Armando Luza, coordinador de estudios clínicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres y director médico de Anden Naturals.  

Un estudio publicado en la revista The Lancet Neurology reveló que el consumo regular de CBD con fines médicos reduce la frecuencia e intensidad de las convulsiones en niños con epilepsia severa, que no responden al tratamiento convencional. Según la investigación, nueve de cada diez pacientes redujeron sus convulsiones en un 54% gracias al uso de esta sustancia. 

Pero esta no es la única indicación comprobada. Además de la epilepsia refractaria, hay reportes que indican beneficios del cannabis de uso medicinal en otras enfermedades como:

  • Autismo
  • Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • Insomnio 
  • Algunos tipos de cáncer infantil, para tratar dolores. 

“El potencial del cannabis es enorme. Casi todos los estudios para niños están basados en el uso de formulaciones altas en CBD”, añade Gámez. 

Perfil de seguridad del CBD 

El Cannabidiol o CBD es muy bien tolerado en niños gracias a su buen perfil de seguridad. Además, no presenta ningún potencial de abuso o dependencia derivado de su consumo, ya que se trata de un componente no psicoactivo. Y como bien señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe del 2017: “no hay evidencia que el uso de CBD tenga alguna relación con problemas relacionados a la salud pública”. 

Por todas estas características y la gran cantidad de efectos beneficiosos para la salud que se le atribuyen, el CBD ha recibido una atención positiva por parte de padres de familia, médicos y científicos, que comprueban con su experiencia la eficacia de este tratamiento. 

Aquí surge la pregunta: ¿los niños reciben igual dosis de CBD que un adulto? Si bien este criterio depende exclusivamente del médico tratante, los niños y adolescentes al tener una contextura más pequeña que un adulto, suelen necesitar una dosis menor de la sustancia.

Para elegir la dosis adecuada, el médico toma en cuenta factores como la edad del paciente, su peso corporal y la gravedad de sus síntomas. “Hay otros criterios como si el paciente está tomando ciertos medicamentos o si tiene problemas nutricionales. Un bajo aporte proteico o un grado importante de desnutrición, hará que el transporte de estos componentes no sea igual”, explica Gámez.  

En el Perú, la farmacia de la Dirección General de Medicamentos e Insumos (DIGEMID) del Ministerio de Salud (Minsa) y otras boticas autorizadas, ya comercializan un aceite esencial rico en CBD de alta calidad. 

¿Cuál será el siguiente paso para esta terapia? A medida que los estudios sigan respaldando las bondades del CBD, el interés médico por el cannabis de uso medicinal seguirá creciendo. Con la reciente eliminación de esta planta de la lista de estupefacientes peligrosos, por parte de la ONU, ese interés será mucho mayor, pues ayudará a fomentar la investigación y el conocimiento en este campo. En esta pequeña batalla ganada, los más beneficiados serán los pacientes.

Referencias: